Diente de tiburón incrustado en un ammonite.

     Se ha encontrado un ammonite con un diente de tiburón incrustado en su concha. Concretamente se trata de un Orthaspidoceras con un diente de Planohybodus.

     Los Orthaspidoceras habitaban los mares del Jurásico Superior, principalmente durante el Kimmerigdiense, compartiendo hábitat con los tiburones del género Planohybodus. Hasta hora se pensaba que la dieta de estos tiburones se basaba en peces de pequeño tamaño, si bien este fósil nos demuestra que también incluían a los ammonites en su dieta.  

     Posiblemente los tiburones golpeaban a los ammonites con la intención de perforar las cámaras de su concha para destabilizar su flotación. Una vez que el ammonite estuviera aturdido, probablemente procedía a devorarlo.

     El fósil pertenece a la colección particular de un aficionado a la Paleontología. 

 Guía de ammonites

Devónico

Esta sección está vacía.

Oxfordiense

Esta sección está vacía.